Domingo, 18 02, 2018

Cinco cosas que me gustan de OS X Lion

Cinco cosas que me gustan de OS X Lion

Antes hemos publicado un post con las cinco cosas que no nos gustaban de OS X Lion, ahora toca hacer lo propio pero en el sentido opuesto, las cosas que sí me han convencido de esta actualización, las funciones que han provocado que se me escape algún silbidito de admiración y que hacen que Lion pueda presumir sin temores ante sus hermanos felinos de las anteriores versiones.

  • Versions: empiezo justo con la misma que en el otro post, si allí decía que no me gustaba el ‘Guardar una versión’, que podríamos considerarlo como una feature de Lion, aquí me toca señalar que Versions en general me parece una función deslumbrante y muy acertada, muy del estilo de Apple, por así decirlo, de esas de ¿Cómo no se le había ocurrido esto a nadie antes? Sí, probablemente los que desarrolléis mucha actividad desde el navegador a lo mejor esto os da más igual, pero a los estudiantes que tenemos que echar largas horas en Pages elaborando trabajos, resúmenes, presentaciones en Keynote y demás historias esta función es como un regalo del cielo. Lo mejor es que aunque de momento lo soportan mayoritariamente aplicaciones de Apple los de Microsoft ya han anunciado que lo van a implementar en Office.

  • Mission Control, el gran incomprendido: No he leído ninguna crítica demasiado severa hacia este ‘nuevo Exposé’, como a mí me gusta llamarlo, pero lo que sí echo en falta es más gente clamando al unísono que es una grandísima funcionalidad con tintes de genialidad. Mission control es lo que hace OS X un sistema tan bueno, con sólo arrastar tres deditos hacia arriba (o cuatro, es configurable) o pulsar la tecla F3 en el teclado tenemos una visión perfecta de todo lo que está ocurriendo en nuestro Mac, con las ventanas convenientemente agrupadas por aplicación y con los diferentes escritorios bien accesibles, podría decirse que es una especie de Exposé 2.0. Por si alguno no los conocía hay algunos trucos para sacarle el máximo partido, por ejemplo, si tenemos muchas ventanas para una misma aplicación veremos que Mission Control las agrupa pero que se tapan entre sí, para saber mejor cual es cada una basta con poner el cursor encima de una y pulsar Espacio (sí, igual que en Vista Previa) para que se haga zoom sobre esa ventana. Lo mejor de todo es que también está haciendo que empiece a aprovechar otras funciones que antes no usaba como Spaces, ya que está mucho mejor ideado, aparte de que cambiar con tres dedos entre escritorios es facilísimo.

  • Arrastar y soltar: Cuando llegan todos los switchers (y yo el primero en mi día) de Windows una de las primeras cosas que empiezan a preguntar es que cómo es posible que no se puedan cortar archivos. Así es, OS X está pensado para arrastar archivos entre ubicaciones en lugar de cortarlos, habrá a quien le guste más y a quien le guste menos esta manera de hacer las cosas pero en Lion ha recibido una puesta a punto muy interesante a nivel de estética que hace que sea todavía más intuitivo. Por ejemplo al arrastar una carpeta en la sidebar del Finder, donde vemos como se disminuye el tamaño de la carpeta y la podemos ir moviendo sucesivamente de carpeta a carpeta. No es un cambio mayor, y es meramente estético, pero personalmente lo he agradecido bastante, si lo juntamos también al combo de Mission Control tenemos ante nosotros una característica sin duda muy interesante.

  • Las interfaces de iCal y Agenda: Voy con esta porque es un tanto peliaguda y además he visto que ha sido uno de los aspectos que justo ha sido más criticado. Es a lo que me refería cuando decía que todo cambio conlleva sus ventajas y sus desventajas, habrá a quienes no les guste el nuevo diseño, y la verdad es que a lo mejor es un poco más aparatoso, pero a mí personalmente me encanta, les da un toque más rústico y más realista y sobre todo más visual, no tanto de aplicación, sino de aplicación que simula un uso, algo que sin duda agradecerán los nuevos usuarios. No es nada del otro mundo, pero me llamó la atención que fuese tan criticado, incluso surgieron pequeños trucos para volver a la apariencia anterior de iCal.

  • El nuevo Mail: Me declaro fan incondicional del nuevo Mail, ya era hora de que OS X contase con un cliente de correo a la altura, el de antes no estaba mal, pero empezaba a acusar el paso del tiempo, me parecía un cliente ‘muy del 2005’, semejante a antiguas interfaces de Outlook o Thunderbird. Ahora con el modo a pantalla completa, la vista en conversaciones, los tokens de búsqueda, el rediseño de interfaz para parecerse más a iOS y todas las novedades introducidas sencillamente adoro la nueva versión. Siempre he sido también muy fan de la versión web de Gmail, y Sparrow nunca me gustó pero de momento llevo unos días con Mail y estoy encantado.

  • Bonus: Pantalla Completa: Parece mentira que una función que consiste en ver las aplicaciones aprovechando al máximo la pantalla haya podido resultar tan esencial, por lo menos para mí, jamás lo hubiese dicho ¿Habéis probado Safari a pantalla completa? ¿Con los gestos para navegar entre páginas visitadas? No soy usuario a tiempo completo de Safari, pero espero de todo corazón que los de Chrome y Firefox para Mac se pongan las pilas e implementen estas funciones cuanto antes. Pantalla completa está repartido por todo OS X Lion, y en algunos casos es más útil y en otro menos (en iTunes por ejemplo tal y como está planteado no le veo mucho sentido) pero me parece una nueva gran función a la que merece la pena tomarse el tiempo en aprender e intentar incorporar a nuestro flujo de trabajo diario.

 

Fuente: appleweblog

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu Aula Mac! Toda la información sobre Apple y sus productos.