Jueves, 20 09, 2018

Un chip de salud propio para procesar datos biométricos, el próximo gran paso para el Apple Watch

Apple Watch

El diseño de chips y componentes propios para el iPhone, el iPad, el Mac y en general los productos de Apple, es algo que hemos visto a lo largo de los últimos años. También una estrategia curiosa como es la de asignar tareas concretas a chips secundarios (coprocesador de movimiento en los iPhone, chip T1 y T2 para seguridad...). El próximo chip personalizado de Apple podría estar enfocado exclusivamente a salud.

Según ha descubierto la CNBC en el listado de trabajos disponibles en Apple, la compañía busca personal para diseñar un chip de salud. Este chip será el único responsable de procesar métricas como la frecuencia cardiaca y otros datos de salud que recoge el Apple Watch. Con esto no solamente se ofrece más rendimiento al reloj, sino que se mejora la eficiencia energética del mismo.

Apple Watch-Abierto

El futuro del Apple Watch, la estrategia de ingeniería de Apple

Hay dos cosas claras que podemos ver en esta decisión de Apple de crear un chip personalizado para salud. La primera de ellas es que claramente el futuro que ven para el Apple Watch está completamente enfocado en la salud a medio plazo. En cada nueva generación Apple ha estado probando e impulsando características del reloj, pero parece ser que las temáticas que más éxito tienen son las de la actividad y la salud.

Por otra parte, los chips dedicados cada vez tienen más presencia en los productos de Apple. El primer paso fue crear chips propios, todo un acierto que se demuestra año tras año en el rendimiento de los iPhone respecto a la competencia. El segundo paso ha sido crear chips secundarios para actividades concretas. Los iPhone incorporaron el chip M que funcionaba como coprocesador de movimiento. Los Mac de la gama Pro ahora llevan un chip T para tareas de seguridad. Desde el iPhone x el procesador A es Bionic, por lo que tiene un motor neuronal enfocado en inteligencia artificial.

Mac-Pro-chip

La idea de todo esto es aligerar tareas al procesador principal para que aumente el rendimiento general del dispositivo y se reduzca el consumo de energía. Veremos qué será lo próximo, si este procesador enfocado a salud o un procesador propio para los Mac.

 

Fuente: CNBC | applesfera