Jueves, 20 09, 2018

Apple se enfrenta a una nueva demanda por el fallo de los teclados mariposa

MacBook-Pro-TouchBar-Web-2

Apple vuelve a tener que luchar por llevar la razón ante un tribunal de justicia en Estados Unidos, en esta ocasión por el fallo de numerosos teclados mariposa de los MacBook que fueron fabricados a partir de 2015 y los MacBook Pro fabricados a partir de 2016. Los consumidores han elevado este caso ante la justicia por ver una clara negligencia por parte de la compañía de Cupertino, exigiendo como no una compensación por los daños ocasionados.

Apple vuelve a los juzgados a defender su teclado mariposa

El teclado mariposa fue anunciado por parte de Apple como una auténtica maravilla, ofreciendo al usuario un tacto más sensible a la hora de pulsar una tecla pero con componentes robustos, algo que no se ha materializado en la realidad, ya que han sido muchos los fallos que han surgido.

teclado

Pero el diseño no ha sido el más apropiado, tal y como se ha expresado en la propia demanda, ya que el diseño deja pasar mucho polvo o trozos de comida a través de los espacios que hay alrededor de cada tecla, haciendo que el teclado finalmente no funcione de manera correcta provocando en ciertos caso que si pulsamos una tecla no se termine registrando la pulsación o que cueste mucho pulsar la tecla.

Zixuan Rao, uno de los usuarios afectados, ha declarado que en su MacBook Pro del 2015 tuvo varios problemas con la tecla “B” tal y como recoge AppleInsider. Aunque primero intentó repararlo el mismo quitando la tecla y limpiándola al final tuvo que acudir a una Apple Store donde tampoco le pudieron solucionar el problema. Por lo que al final tuvo que enviar el MacBook a reparar de manera gratuita, ya que se lo cubrió la garantía de Apple. Si no hubiera estado en garantía, el precio de la reparación habría ascendido a 700$ como le pasó a Kyle Barbaro.

Apple no ha reconocido este fallo abiertamente, pero si ha publicado numerosos documentos de apoyo para poder limpiar los teclados mariposa, algo totalmente insuficiente cuando tienes un problema de esta gravedad.

Los consumidores quieren con esta demanda buscar una compensación económica así como el reconocimiento público por parte de Apple de que sus teclados mariposa tienen un fallo de diseño que hace que se rompan fácilmente. La demanda de estos consumidores se fundamenta en que Apple presuntamente ya sabía esto antes de liberar el producto, y que igualmente se atrevieron a lanzar el portátil con este tipo de teclado.

La solución en un futuro pasaría por diseñar un nuevo teclado con una pulsación parecida a la que tenemos actualmente pero impidiendo que entre polvo o restos de suciedad por los espacios que hay entre las teclas. Deberemos de ver si Apple reflexiona y la próxima generación de MacBook llega con este tipo de diseño de teclados.

Deberemos de esperar a una futura condena y ver si al final Apple termina reconociendo este fallo de diseño.  Si quieres, puedes consultar la demanda que se ha interpuesto aquí.

 

Fuente: apple5x1