Lunes, 20 11, 2017

Un simple truco para aumentar la batería de tu MacBook

Macbook-1.jpg

Uno de los principales atractivos de los MacBooks siempre ha sido su autonomía. La gama actual, en el peor de los casos, es capaz de alcanzar unas 8 horas de autonomía; en el mejor de los casos (MacBook Air), su autonomía se estira hasta las 12 horas de uso. Unas cifras que nos permiten, en mayor o menor medida, trabajar una jornada completa sin acordarnos del cargador.

No obstante, existen determinados casos y situaciones en las que podemos necesitar un poco más, como viajes, días de trabajo intenso, jornadas laborales algo más largas de lo habitual, etc. Para todos esos casos, afortunadamente, existe un pequeño truco que nos permitirá prolongar la autonomía de nuestro MacBook.

Regular el uso de Turbo Boost puede proporcionarnos una hora extra de uso en cualquier MacBook con procesador Intel que cuente con esta tecnología

Este sencillo truco consiste en regular la activación de la tecnología Turbo Boost de la CPU Intel que encontramos en los MacBooks desde hace algunos años. Turbo Boost, para los menos cercanos a los procesadores de Intel, es una tecnología que aumenta dinámicamente la frecuencia del reloj de la CPU -una especie de overclock- cuando es necesaria una mayor capacidad de procesamiento. Así, si nuestra CPU es de 2,2 GHz, gracias a la tecnología Turbo Boost esta es capaz de alcanzar frecuencias mayores durante periodos determinados de tiempo.

Obviamente, el uso de la tecnología Turbo Boost implica un mayor consumo energético, lo que se traduce en un menor tiempo de autonomía. Por ello, en función de los intereses que tengamos en ese momento, nos puede interesar mantener activo este sistema o, por el contrario, desactivarlo.

Las pruebas realizadas por Marco Arment demuestran la efectividada de este sistema.

Las diferencias de rendimiento entre ambos casos son ínfimas, tal y como el propio Marco Arment comprobó con su MacBook Pro Retina de 15 pulgadas. En cambio, las diferencias de consumo energético sí son más notorias, consiguiendo una hora extra de autonomía con el sistema desactivado.

Activar o desactivar Turbo Boost es tan sencillo como instalar una aplicación

Para regular este sistema, lo único que tendremos que hacer es instalar la aplicación Turbo Boost Switcher. Esta vive en nuestra barra de menús, siendo muy accesible y sencillo activar o desactivar la tecnología Turbo Boost cuando nos convenga.

Los resultados de rendimiento y de autonomía, obviamente, pueden variar ampliamente entre los diferentes modelos de MacBook debido a la gran variedad de procesadores que montan y, sobre todo, a la autonomía de los mismos. No obstante, en todos los casos deberíamos ver una mejoría proporcional.

 

Fuente: hipertextual

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu Aula Mac! Toda la información sobre Apple y sus productos.