Miércoles, 27 05, 2020

Reduce el peso de tus archivos comprimiéndolos en iPhone y iPad

archivos-1

Si tienes la necesidad de enviar varios archivos a través de Mail, seguramente tienes un severo problema con el peso de los documentos o las fotografías. Lo más inteligente en estos casos es comprimirlos con el objetivo de que pesen mucho menos y se envíen mucho más fácil. En el iPhone o el iPad podemos hacer esta operación relativamente fácil a través de la renovada aplicación de Archivos. En este artículo te contamos los pasos que debes de seguir.

Comprimir un único archivo en iPhone o iPad

En Archivos podemos comprimir un único documento o imagen que tiene un elevado peso para que sea mucho más fácil a la hora de compartirlo. Simplemente debemos de irnos a la aplicación de Archivos tanto en iPhone o iPad y seguir los siguientes pasos:

  1. Busca el archivo o la carpeta que quieres comprimir.
  2. Realiza una pulsación alargada sobre este archivo o carpeta.
  3. En el menú desplegable que nos emerge, pulsaremos al final donde dice ‘Comprimir’.

archivos-2

Una vez hemos seguido estos pasos, se generará un archivo comprimido que estará en la misma ubicación. Esto creemos que puede ser algo a mejorar, ya que creemos estaría bastante bien si preguntan la ubicación del nuevo archivo comprimido cuando se vaya a generar. Esto es algo que podemos tener tanto en Windows o en macOS y creemos que puede ser interesante que incluyan en futuras actualizaciones de iOS y iPadOS.

Comprimir varios archivos

Si por el contrario necesitas comprimir varios documentos o imágenes, puedes realizarlo también de una manera relativamente sencilla. Simplemente se deben de seguir los siguientes pasos:

  1. Entra en la aplicación Archivos en tu iPhone o iPad y localiza los documentos que quieres comprimir.
  2. Deberás de seleccionar todos estos documentos tocando previamente en la esquina superior derecha donde dice ‘seleccionar’. Una vez se ha pulsado podremos  seleccionar cada uno de los archivos que queremos comprimir.
  3. Toca en los tres puntos suspensivos que encontramos en la esquina inferior derecha.
  4. Pulsa en la opción ‘Comprimir’.

archivos-3

Como ocurre en el caso anterior, el nuevo archivo comprimido que se genera quedará almacenado en la misma ubicación. De este modo podremos ir a por ejemplo nuestro gestor de correo electrónico y cuando queramos elegir un archivo deberemos de desplazarnos a Archivos y buscar en la misma carpeta donde hemos hecho este proceso de comprimir. 

Y tú, ¿qué opinas al respecto de este método? ¿has tenido que comprimir alguna vez archivos para enviarlos?

 

Fuente: lamanzanamordida