Domingo, 24 09, 2017

¿Me compro el nuevo iPad?

¿Me compro el nuevo iPad?

Desde la salida del nuevo iPad a principios de Marzo, muchos empezamos a sentir interés en el nuevo gadget de Apple. Tal y como analizamos en el Labs, el producto promete con su pantalla retina, procesador más potente, conexión LTE y cámara de 5 megapíxeles. Además, las cifras de ventas en el primer fin de semana fueron astronómicas, con más de 3 millones de iPad vendidos. Pero la duda surge cuando llega el momento de decidirse: ¿Compramos el nuevo iPad? En weblog vamos a intentar arrojar algo de luz a este dilema.

Tengo un iPad, ¿merece la pena actualizarse?

Gran pregunta. Si hace dos años nos decantamos por adquirir el novedoso iPad, puede que caigamos en tentación de adquirir el nuevo modelo de Apple, pero meditemos la decisión. Solo han pasado un par de años desde que compramos nuestro primer modelo y puede que le hayamos dado mucho uso (o puede que no). Es cierto que no tiene cámara o pantalla retina, ni tan si quiera el procesador más potente y un diseño estilizado; pero seguramente cumpla su función a la perfección.

Es en el uso donde recae el peso de la decisión. Si utilizamos el iPad original para leer los emails cuando llegamos a casa, ver alguna web y leer algún libro en iBook, realmente no necesitamos gastar 499€ por el nuevo iPad. Pero en cambio, si no nos despegamos de nuestro iPad, trabajamos con el a diario y es nuestro dispositivo de uso habitual para ofimática, la actualización al nuevo iPad puede ser algo recomendado. Notaremos la diferencia evidente en cuanto a diseño, la pantalla retina y la velocidad de procesamiento, además de disponer de dos cámaras para realizar videoconferencias o sacar fotos en algún apuro.

¿Me compro el nuevo iPad?

Si hace tan solo hace un año (incluso menos tiempo) que adquirimos el iPad 2, la decisión de pasarse al nuevo iPad es algo precipitada. Tenemos el riesgo de entrar en una espiral peligrosa de adquirir cada nueva versión del producto que saque Apple y viendo el historial de lanzamientos, puede que todos los años se ponga a la venta una nueva versión del iPad. Tan solo es recomendable la actualización del iPad 2 al nuevo iPad si trabajamos con el de forma que la pantalla retina suponga una mejora en nuestra producción.

No tengo un iPad ni otra tableta, ¿merece la pena comprar?

Antes de nada, una pequeña aclaración: si no tenemos de ninguna tableta y queremos decantarnos por una, tengamos o no otro dispositivo de Apple, en estos momentos el nuevo iPad es la mejor opción. La suma de su diseño ergonómico, su inimitable pantalla y sus otras características la convierten en la mejor tableta del mercado frente a su competencia directa. Con la salida del esperado Windows 8 y sus primeras tabletas, no sabremos si puede ser un rival para iOS, que de momento reina como el sistema operativo más estable para dispositivos móviles. Ahora bien, debemos pensar que uso queremos dar a nuestro iPad.

Al igual que a la hora de actualizar nuestro antiguo iPad, tenemos que reflexionar sobre el uso que vamos a dar y si merece la pena pasar por caja. El nuevo iPad es una herramienta indispensable para todas aquellas personas que se muevan en el mundo de lo audiovisual. Enseñar un catálogo fotográfico con la pantalla retina o mostrar nuestros trabajos en video es ganarse al cliente. La capacidad de grabar vídeo en 1080p y fotos en 5 megapíxeles nos facilitará la labor de producción audiovisual. Aunque no sea este nuestro caso y seguimos queriendo adquirir una tableta para trabajar o para ocio, debemos seguir optando por el nuevo iPad, que nos asegurará no tener que actualiza de modelo hasta dentro de un par de años.

¿Me compro el nuevo iPad?

Pese a todo, tenemos que tener en cuenta que comprarse el nuevo iPad es como comprarse un Ferrari de último modelo. Tiene un gran motor y un gran diseño, pero tan solo será la envida de nuestros vecinos si no tenemos una buena carretera donde hacerlo rodar. El nuevo iPad es una maquina potente lo mires por donde lo mires, pero puede que no utilices más que un 10% de sus funcionales, siendo tan solo una forma de saltar las envidias de nuestros amigos/familia/compañeros de trabajo. Un par de apuntes para la reflexión:

  • Las operadoras españolas no tienen a corto, medio o largo plazo, intención de instalar cobertura 4G LTE.
  • Es prácticamente imperceptible la diferencia de velocidad entre los procesadores A5 y A5X de Apple.
  • El nuevo iPad tiene una cámara de 5 megapixel, pero sacar fotos con un iPad es similar a sacar fotos con una tabla para cortar chorizo.
  • La pantalla retina es “resolucionaria”, tal y como define Apple, pero la del iPhone 4S tiene aún mayor resolución siendo también pantalla retina.
  • Con la rebaja de precios del iPad 2, podemos adquirir un modelo con Wifi o 3G con mayor capacidad de almacenamiento.
  • Parece ser que cada año, Apple tiene pensado lanzar un nuevo modelo de iPad, puede que nos convenga esperar al año que viene. Quizás traiga nueva funcionalidades como un nuevo rediseño, más batería, nuevas opciones de almacenamiento o la inclusión del 3D.

Al final, debemos reflexionar antes de llevarnos por un arrebato consumista. Seguro que si compras el nuevo iPad no te decepcionará, ni mucho menos, pero puede ser que realmente no lo necesites.

 

Fuente: appleweblog

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu Aula Mac! Toda la información sobre Apple y sus productos.