Domingo, 24 09, 2017

ResearchKit abre las puertas a nuevos estudios sobre el autismo, la epilepsia y el melanoma

researchkit.jpg

ResearchKit convierte el iPhone en una potente herramienta de investigación clínica ayudando a médicos, científicos y otros investigadores a recopilar datos de los participantes en sus estudios con mayor regularidad, precisión y comodidad. Presentada por la manzana a principios de año, esta plataforma de software de código abierto fue recibida con los brazos abiertos por investigadores y pacientes, quienes rápidamente se sumaron a la iniciativa.

"En tan solo seis meses, apps basadas en ResearchKit que estudian todo tipo de patologías, desde el asma y la diabetes a la enfermedad de Parkinson, ya están ofreciendo valiosa información a científicos de todo el mundo gracias a los más de 100.000 participantes que se han ofrecido a compartir sus datos para colaborar con el avance de la investigación médica y científica.”, ha declarado Jeff Williams, vicepresidente sénior de Operaciones de Apple.

El acelerómetro, micrófono, giroscopio y los sensores GPS del iPhone permite a los investigadores obtener datos más precisos sobre el modo de andar del participante, sus problemas motores, condición física, del habla y la memoria. Además, una vez que el usuario da su consentimiento, también pueden acceder a la información de la app Salud para controlar su peso, tensión, niveles de glucosa y otros datos recogidos por apps y dispositivos de terceros que son registrados en tiempo real por el iPhone.

Apple ha anunciado hoy que los investigadores y desarrolladores más implicados en la plataforma han contribuido a ResearchKit con nuevos módulos, tareas activas y formularios personalizados. Por ejemplo, el módulo Active Task permite a los investigadores recoger datos más específicos para sus estudios invitando a los participantes a realizar actividades motrices, físicas, cognitivas o de voz.

Otras mejoras experimentadas en estos seis meses por el framework de ResearchKit incluyen la compatibilidad con el iPad, la captura de imágenes y la posibilidad de añadir gráficas de sectores, de líneas y de puntos para conseguir paneles informativos más detallados.

Más de 50 investigadores han contribuido con estas tareas activas que respaldan nuevos métodos de investigación, incluyendo el estudio de audiometría de tonos para detectar la pérdida de audición, métodos para medir el tiempo de reacción a estímulos conocidos, pruebas de recorrido o velocidad de procesamiento de información y el funcionamiento de la memoria, o el puzzle matemático de las Torres de Hanói utilizado en estudios cognitivos. Otras mejoras experimentadas en estos seis meses por el framework de ResearchKit incluyen la compatibilidad con el iPad, la captura de imágenes y la posibilidad de añadir gráficas de sectores, de líneas y de puntos para conseguir paneles informativos más detallados.

Nuevos estudios de ResearchKit

Autismo

La Universidad de Duke y Duke Medicine van a lanzar la app Autism & Beyond para padres preocupados por el autismo y otros problemas de desarrollo. El equipo de investigación de Duke está valorando si la cámara delantera del iPhone puede servir para detectar síntomas de problemas de desarrollo a una edad mucho más temprana. La app emplea novedosos algoritmos de detección de emociones para analizar la reacción de un niño cuando ve vídeos en el iPhone. La Universidad de Duke está trabajando junto con la Universidad de Pekín en China y otros socios internacionales para llevar a cabo este estudio.

”Autism & Beyond combina cuestionarios bien establecidos con una nueva tecnología que permite analizar las emociones de los niños mediante vídeos, de modo que quizá algún día podamos automatizar la detección de problemas como el autismo o la ansiedad”, explica Ricky Bloomfield, director de estrategia de tecnología móvil y profesor adjunto de medicina interna y pediatría en la Universidad de Duke. ”ResearchKit nos permite llevar a cabo un completo estudio clínico con una sola app, llegando a muchas más personas de las que habríamos podido nunca.”

Epilepsia

La app EpiWatch desarrollada por Johns Hopkins es el primer estudio de su clase realizado con el Apple Watch y ResearchKit. Este estudio pondrá a prueba los sensores del Apple Watch para determinar si pueden detectar el inicio y la duración de las convulsiones. Durante la primera fase del estudio, los investigadores usarán una complicación del Apple Watch desarrollada a medida para que los pacientes puedan acceder con un solo toque a la app y capturar los datos del acelerómetro y la frecuencia cardiaca con el objetivo de registrar la convulsión y alertar a un familiar. La app llevará un seguimiento de todos los ataques y la respuesta del participante mientras se producen. La app también ayudará a los participantes a controlar su enfermedad llevando un registro de la medicación y sus efectos secundarios, así como permitirles comparar su condición con la de otros participantes en el estudio.

”La epilepsia es una patología que afecta a más de 2 millones de personas en Estados Unidos. Esta nueva app, diseñada utilizando ResearchKit, incluye actividades interactivas para ayudar a los pacientes a controlar su enfermedad y abrirá las puertas al desarrollo de otra app que pueda detectar varios tipos de convulsiones y avisar a los familiares y cuidadores”, asegura Gregory Krauss, doctor y profesor de neurología en la Universidad de Medicina Johns Hopkins. ”Ahora tenemos la oportunidad de utilizar la tecnología para monitorizar las convulsiones a lo largo del país y recoger datos de un modo totalmente nuevo.”

Melanoma

La Universidad de Salud y Ciencias de Oregón está estudiando si las imágenes digitales tomadas con el iPhone pueden servir para detectar el crecimiento de lunares y el riesgo de melanoma, ayudando a los usuarios a vigilar los síntomas de su piel haciendo fotos y midiendo el tamaño de sus lunares a lo largo del tiempo. Los participantes en la investigación podrán documentar cambios en los lunares y compartirlos directamente con profesionales de la salud, mientras que los investigadores podrán capturar imágenes de decenas de miles de usuarios de iPhone en todo el mundo para crear algoritmos de detección que puedan utilizarse en futuros estudios para la detección de melanomas.

”La detección temprana del melanoma es clave. Si podemos diagnosticar melanomas de forma precoz creando un sistema sencillo para que los pacientes compartan imágenes de sus lunares, podremos aprender más sobre el avance de la enfermedad”, explica Sancy Leachman, doctora y directora de dermatología y responsable del programa de investigación de melanoma en el Knight Cancer Institute. "Aumentar la muestra del estudio es un paso crítico para obtener la información que necesitamos. ResearchKit nos lo pone más fácil que nunca con el desarrollo de una simple app para el iPhone."

Los estudios de ResearchKit se iniciaron en Estados Unidos en marzo, ampliando su alcance hasta Reino Unido y Hong Kong en agosto, y llegando más recientemente a Austria, China, Alemania y Suiza. Esperemos que España y el resto de países se unan pronto a la lista.

 

Sitio oficial: Apple ResearchKit | ResearchKit.org

Fuente: applesfera

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu Aula Mac! Toda la información sobre Apple y sus productos.