Lunes, 20 11, 2017

Tuture: que saber donde hayas aparcado no implique hacer absolutamente nada en tu iPhone

tuture.jpg

Hay algo tan sencillo como saber donde has aparcado el coche que, en algunas ocasiones, puede convertirse en una pesadilla. Ya sea por despistes (no lo digo como nada malo, todos hemos estado ahí), aparcamientos demasiado grandes o prisas, podemos tardar mucho tiempo en encontrarlo. Y en casos donde el aparcamiento es de pago, eso nos puede suponer una sanción extra.

Por eso hay bastantes soluciones para poder localizar dicho coche mediante el GPS de los smartphones o algún otro accesorio. Pero la gran mayoría de ellas nos pide que hagamos alguna acción, de la que nos podemos olvidar. Ahí es donde entra la aplicación Tuture, que ya hace todo el trabajo sin que nosotros tengamos que hacer nada.

Los puntos de aparcamiento se determinan al detectar cambios de velocidad con los sensores del iPhone

Lo que hace Tuture es registrar nuestros movimientos y su velocidad (incluyendo la actividad física para saber que estamos andando), para poder saber en qué momento hemos dejado de ir en coche y nos hemos empezado a mover a pie. Ese cambio implica un punto de aparcamiento, que registra automáticamente. Y si estamos en un aparcamiento subterráneo, se guardará la salida por la que hemos aparecido para que al menos tengamos algo de guía. Y siempre podremos guardar una plaza de aparcamiento manualmente si todo esto falla.

Lo único que hay que hacer es tener la aplicación activa aunque sea en segundo plano para que todos esos movimientos se puedan registrar. Si por algún motivo reiniciamos el teléfono o la aplicación se cierra, recibiremos un máximo de tres notificaciones para avisarnos de que debemos volver a activarla.

Gratuita, pero con algunos "pero"

El modelo de negocio de Tuture no dista demasiado de otras aplicaciones freemium: nos la podemos descargar gratuitamente, pero cada vez que la abramos nos mostrará un anuncio que deberemos saltar o bien pagar 9,99 euros para eliminarlos todos. Otro detalle es que hay que registrarse introduciendo información como nuestro sexo o la marca y modelo de nuestro coche, cosa que no encuentro absolutamente necesaria para lo que hace esta aplicación.

Otros puntos a pulir son la interfaz un pelín recargada, y la disponibilidad de un sólo idioma al que le hace falta una mejor traducción: el inglés. De todas formas, como el as en la manga de Tuture es precisamente que no hace falta abrir la aplicación para que funcione, se puede convertir en una herramienta útil para los que se olvidan frecuentemente dónde han aparcado su coche.

 

Fuente: applesfera

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu Aula Mac! Toda la información sobre Apple y sus productos.